Art Price (nombre digno de leyenda urbana), seguramente no tenga que escuchar eso de su "compañera" sentimental.

¿Por qué?
Pues por que su media naranja es ni más ni menos que una mesa de picnic.

Al leer la noticia por primera vez, leí sólo detenido, copular y mesa, y claro, pensé que el libertino del hombre y su señora haría las delicias de un barrio pobre sin canales de porno por cable, montando el numerito en el jardín.
Sin embargo, cuando me extendí en la lectura de la noticia, algo no cuadraba.
No salía la señora por ninguna parte, y cuando leo eso de:

Utilizaba el agujero de la sombrilla para introducir su pene

ya me dije, "para, y vuelve a leer el titular".
Y hete aquí, oh sorpresa, oh dolor.... que la palabra clave del asunto es CON.

En fin, si los japos son maestros en asombrarnos, los yanquis no se quedan atrás.

Y termino la entrada con una frase del jefe de policial del lugar:

después de esto, se me han quitado las ganas de hacer barbacoas en el jardín


0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

.