Sorprende a un ladrón en su casa...

Así comienza esta noticia de la Voz de Galicia.

Vemos un comienzo normal, "Sorprende a un ladrón en su casa". Vale... correcto, o un ladrón torpe, o una inquilina con oídos prestos. ¿Pero que pasa cuando completamos en el titular?

Sorprende a un ladrón en su casa de A Coruña bebiendo un zumo y comiendo gusanitos

Si señor!!! Con dos cojones. Te plantas a robar en una casa, y no conforme con eso, te pones a comer gusanitos y beber zumo.
¿Y para cuándo unas litronas y unos porretes?

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

.