¿Quieres sentirla en el pecho?

Bueno, damos y caballeras, que existe gente muy rara por el mundo es un hecho... Que la peña sale de fiesta como animales también... Que la envidia es mu mala y mu hijoputista (tomayá palabro inventado nuevo), pues también lo sabemos todos. Y que la violencia sólo engendra violencia, pues ea, también... pero... entonces... ¿por qué me parto tanto de la risa con este vídeo?
Frases pa inmortalizar: "Y no me diste ni media... y no me diste ni mielda", y por supuesto, "¿Quieres sentirla en el pecho?"... Madre mía... Y por el acento y los dejes, del Sureste de la península parecen ser estos muchachos (lo de "acho" es inconfundible)...
Vean, vean...


Porque no todo son historias trágicas, aquí en breves minutetes tenemos otra: la historia de Christian, el león. Resulta que, como dice el vídeo, Christian era un cachorro de león abandonado que una familia acogió en su casa y crió. Cuando estuvo lo bastante crecidito, lo enviaron a África. Un año después, fueron a verlo... El resultado, al final del vídeo.

2 Comments:

  1. Anónimo said...
    Quiero un león para que cuide de mis bichos!
    Lorena
    Randir said...
    Jajjaja, ¡¡pero si tus bichos ya son casi casi como leones!! ¡¡Que se lo pregunten a Ziriwi, que casi se lo comen!! Jijijiiiijijiji :P
    (Y sin haberlo planeado... me ha salido un pareado! XD)
    Joer, ahora en serio, molaba tener uno de esos, ¿eh? ¡¡Tú fíjate, los tíos por ahí caminando y los leones al lado como si nada!! ¡Me pareció una historia curiosérrima! :D

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

.