Electrizante

Leyendo unas cositas sobre Nikola Tesla, uno de los tíos más geniales, raros y fascinantes que nos podamos echar al rostro, encontré el vídeo de algo que muchos han considerado una leyenda urbana.

Resulta que siempre se ha comentado que en el momento de su invención (bien por un tal Thomas Edison, bien por un empleado suyo Harold Brown, bien por el propio Tesla), la silla eléctrica fue probada no en humanos, como podría esperarse... si no que para dar buena muestra de su efectividad, los sujetos de experimentación fueron varios animales, incluido un elefante.
Que bueno... freír un gato... no debe de ser complicado. Un perro... como que tampoco... hasta podemos aceptar un caballo.
Pero ya un elefante, con sus cuantos miles de kilos... que quieres que te diga. Eso ya me parece pasarse de fantasioso.
Pero con estos yanquis... ya se sabe, puestos a hacer las cosas, las hacen a lo grande.

El caso es que ese dato siempre había quedado en la duda, enmascarado un poco en la neblina de la leyenda de Tesla y Edison, y mezclándose con mil y una historias... que si rayo de la muerte, que si partir la tierra en dos... cosas sin importancia.

Hasta hoy!!!

Con ustedes... Topsy!!!!!! descanse en paz



También frieron un orangután... pero de eso no hay vídeo.

vía

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

.